Prem Nagar Ashram

Tel: 01334-226345
Haridwar

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Acerca de Nosotros

El Fundador de Prem Nagar Ashram

SHRI HANS JI MAHARAJ

Shri Hans Ji Maharaj, del distrito de Uttarakhand en los Himalayas, fue un Maestro iluminado en la tradición de los maestros divinos como el Señor Rama, el Señor Krishna, Shri Shankaracharya, Gurú Nanak, Jesucristo, el Señor Buda y Shri Ramakrishna, quienes vinieron al mundo para liberar a la gente de la fe ciega, la ignorancia, las supersticiones y miseria a través de la técnica práctica del Conocimiento Espiritual que lleva a la realización directa del ser.

Una personalidad magnética, cuya mera presencia irradiaba amor, paz y dicha, él empezó una ola de renacimiento espiritual en toda la India y transformó las vidas de cientos de miles de personas. Enseñaba los misterios más profundos de la religión de manera muy sencilla, y hacía que la espiritualidad fuera una realidad práctica y viviente en las vidas de sus devotos. Creía que la teoría o teología carente de realización era inútil. La técnica de visión espiritual que él revelaba, y el crecimiento de la conciencia y entendimiento espirituales que la acompañaba, hacía que los discípulos pudieran armonizar los aspectos materiales y espirituales de sus vidas de manera muy práctica. Hacía que sus discípulos entendieran la necesidad de primero vivir la religión y luego predicarla. Así, la espiritualidad se volvió una forma de vida para sus discípulos y Shri Maharaj Ji era la encarnación viviente de lo que enseñaba.

Revelaba a sus discípulos el mismo Conocimiento de la Luz Divina y del Verdadero Nombre de Dios que los grandes santos y Maestros de todas las religiones han revelado durante sus vidas. Enfatizaba la importancia de no sólo venerar a los santos, sino de esforzarse por lograr el estado que ellos habían logrado. No sólo esto, él mismo mostraba cómo hacerlo y revelaba las técnicas por las cuales se logra el estado más alto.

Sus enseñanzas y el conocimiento que revelaba trascienden castas, colores y credos, así que no tuvo necesidad de establecer una nueva secta ni religión. Como todos los grandes santos, su mensaje era para el bien de todos. Su fallecimiento en 1966 fue una gran pérdida para la humanidad, pero la lámpara del conocimiento que él encendió nunca puede ser extinguida.

SHRI SATPAL JI MAHARAJ

El trabajo noble de Shri Hans Ji Maharaj lo lleva adelante su hijo mayor, Shri Satpal Ji Maharaj, quien nació en Kankhal (Haridwar) el 21 de septiembre de 1951. Sus habilidades innatas de liderazgo y organización, junto con su espiritualidad inherente, empezaron a manifestarse aún en su niñez, de tal manera que, cuando llegó el momento, se dedicó completamente al trabajo de su padre con el entusiasmo y la eficiencia que lo caracterizan. Totalmente dedicado a su propio Maestro, y sin desviarse nunca de los altos ideales y la integridad moral de sus enseñanzas, Shri Satpal Ji Maharaj demuestra el camino del servicio y el sacrificio en su propia vida.

Haciendo viajes constantes, se dirige a enormes audiencias en toda la India. Muchas miles de personas han sido beneficiadas por este mensaje de elevación espiritual y por el conocimiento que él revela.

Años de esfuerzos incansables culminaron en una serie de 'padyatras'. Una padyatra es una marcha larga con un propósito espiritual o social. En cada parada en el camino, él hablaba en contra de las injusticias sociales predominantes como muertes por dotes, la opresión de mujeres, discriminación por castas, violencia comunal y corrupción en todos los niveles de la vida pública. Decía que la única manera de transformar la atmósfera existente a la paz, cooperación y el entendimiento, era por la transformación fundamental de las conciencias individuales. Lo que se necesita es un renacimiento espiritual masivo iniciando con que cada persona experimente y realice su propia naturaleza espiritual y evolucione su propia conciencia. El progreso material no ha sido igualado por una evolución espiritual correspondiente, por lo tanto se da la aflicción, infelicidad y falta de entendimiento entre las personas. Mayor abundancia de bienes materiales no ha sido capaz de satisfacer al hombre, ni de fortalecer su carácter e integridad. Sólo un despertar espiritual basado en la experiencia práctica del factor unificador dentro de todos los seres humanos puede erradicar la injusticia y el desequilibrio social que no sólo prevalece en la India sino en el mundo entero. El conocimiento espiritual, y no meras leyes, puede cambiar a los individuos.

El propósito de Prem Nagar Ashram es proveer un ambiente santo y tranquilo donde los aspirantes pueden venir a aprender de las enseñanzas de Shri Maharaj Ji y recibir su conocimiento, así participando en una revolución espiritual para el bien de la humanidad, a través de la cual la paz, el amor y la hermandad pueden establecerse en el mundo entero.




Shri Hans Ji Maharaj

Shri Hans Ji Maharaj, del distrito de Uttarakhand en los Himalayas, fue un Maestro iluminado en la tradición de los maestros divinos como el Señor Rama, el Señor Krishna, Shri Shankaracharya, Gurú Nanak, Jesucristo, el Señor Buda y Shri Ramakrishna, quienes vinieron al mundo para liberar a la gente de la fe ciega, la ignorancia, las supersticiones y miseria a través de la técnica práctica del Conocimiento Espiritual que lleva a la realización directa del ser.

Shri Satpal Ji Maharaj

El trabajo noble de Shri Hans Ji Maharaj lo lleva adelante su hijo mayor, Shri Satpal Ji Maharaj, quien nació en Kankhal (Haridwar) el 21 de septiembre de 1951. Sus habilidades innatas de liderazgo y organización, junto con su espiritualidad inherente, empezaron a manifestarse aún en su niñez, de tal manera que, cuando llegó el momento, se dedicó completamente al trabajo de su padre con el entusiasmo y la eficiencia que lo caracterizan. Totalmente dedicado a su propio Maestro, y sin desviarse nunca de los altos ideales y la integridad moral de sus enseñanzas, Shri Satpal Ji Maharaj demuestra el camino del servicio y el sacrificio en su propia vida.